Mantenimiento del coche

Consejos para pasar la ITV

¿Ha llegado la hora de pasar la ITV?

Sí, tu coche está bien asegurado con nosotros. Pero la ITV es obligatoria para todos los coches que quieran circular, y que cuenten con más de 4 años de antigüedad desde su matriculación. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber.

Contenido:

  1. ¿Cuándo debo pasar la ITV?
  2. ¿Qué pasa si conduzco con la ITV caducada?
  3. Qué debo tener en cuenta para pasar correctamente la ITV
  4. ¿Qué ocurre si el resultado es una ITV desfavorable?
  5. ¿Dónde puedo pasar la ITV y qué precio tiene?

 

¿Cuándo debo pasar la ITV?

En España, la Inspección Técnica de Vehículos, más conocida como ITV, es una revisión obligatoria que deben pasar todos los coches que quieran circular. Eso significa que ningún coche está exento de esta inspección, salvo si está dado de baja o si todavía es nuevo, en cuyo caso estará esperando su primera ITV.

La primera ITV debe llevarse a cabo cuatro años después de la fecha de matriculación del vehículo. A partir de entonces, los coches deben pasar la ITV cada dos años hasta que cumplen los 10 años de antigüedad. Desde ese momento, es obligatorio pasar la ITV de manera anual.

Estos plazos pueden variar en el caso de vehículos industriales. También es necesario pasar la ITV, de manera extraordinaria, si hemos hecho una reforma importante a nuestro coche o si, tras un accidente, nuestro coche ha sufrido daños en algún elemento estructural. 

Mujer conduciendo
No dejes pasar tu plazo de renovación de ITV. Conducir con ella caducada, es una infracción grave

¿Qué pasa si conduzco con la ITV caducada?

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial considera una infracción grave conducir con la ITV caducada, tomando como límite de la vigencia la fecha exacta que se da como límite, sin margen alguno.

Cualquier cuerpo policial encargado del tráfico puede verificar si un coche ha pasado o no la ITV. Si estás fuera de plazo, te hará detener la marcha y te notificará la denuncia, la cual podrá ir acompañada de una sanción económica de entre 200 y 500 euros, en función del tipo de infracción. El mismo agente puede, incluso, retirarte el permiso de circulación, dándote un plazo de 10 días para pasar la ITV. En caso de no cumplir con dicho plazo, te expones a que den de baja tu vehículo.

Debes tener en cuenta, además, que el seguro no se hará nunca cargo de un siniestro, si conduces sin haber pasado la ITV

 

Entonces, ¿cómo evitarlo?

Si no vas a poder pasar la ITV justo en el momento en que el plazo expire, es recomendable anticiparse a su caducidad y llevarlo unas semanas antes. Además, si realizas la inspección dentro de los 30 días naturales antes de la fecha límite, la nueva fecha de vigencia no tendrá en cuenta que nos hemos adelantado y empezará a contar desde el mismo día en que caducaba tu ITV anterior.

 

Qué debo tener en cuenta para pasar correctamente la ITV

Es normal sentir algo de nervios antes de ir a pasar la ITV. ¿Estará todo correcto? ¿podré seguir circulando con normalidad? ¿o me tocará hacer algún arreglo que suponga un desembolso extra de dinero? Para acudir a la ITV con la máxima tranquilidad, te recomendamos ir prestando atención a tu coche de manera frecuente. Hay elementos del vehículo que son difíciles de controlar por uno mismo, pero sí existen algunos aspectos en los que te puedes adelantar, chequeando tú mismo su estado antes de llevarlo a la inspección. Aquí te damos algunas pistas:

Mujer revisando su coche
Adelántate a la revisión chequeando tú mismo algunos aspectos clave de tu coche
  1. Comprueba los neumáticos: Los neumáticos deben tener las medidas autorizadas para tu coche. Conviene revisar este aspecto, si tu coche es segunda mano. Además, es importante comprobar el dibujo de las ruedas, que su profundidad sea la adecuada para circular con ellos, y también la presión del aire.
  2. Aceite dentro de los niveles óptimos: Para que tu coche pase correctamente la ITV, el aceite debe estar dentro de sus niveles óptimos. Si toca revisarlo, por la acumulación de kilómetros, lo mejor es hacer un cambio total del aceite del coche y también un cambio de filtro.
  3. Presta atención a los frenos: Para comprobar que funcionan correctamente, fíjate en cómo se comporta tu coche en el momento del arranque. No debes notar vibraciones, ni ruidos extraños, ya que éstos pueden predecir problemas en las pastillas de freno.
  4. Revisa que los faros funcionan correctamente. Conducir con una luz fundida, conlleva un fallo leve en la ITV, así que, antes de acudir a tu cita, comprueba que todas funcionen correctamente. También debes asegurarte de no tener ningún foco roto o desgastado.
  5. Asegúrate que los depósitos tengan líquido. Procura rellenar el depósito de agua del limpiaparabrisas con frecuencia y comprueba las escobillas.
  6. Las placas de matrícula, bien sujetas. Su falta de sujeción puede poner en peligro a otros conductores. Además, ambas tienen que poder leerse con claridad.
  7. El claxon también tiene que funcionar correctamente y será uno de los aspectos que comprueben durante la ITV.
  8. Los cinturones de seguridad son imprescindibles. Se revisará que todos puedan abrocharse y recogerse perfectamente.
  9. Comprueba los testigos. Los testigos de fallo de motor y airbag se muestran al encenderse el coche, pero se apagan automáticamente unos segundos después. Al arrancar el motor, asegúrate de que no continúan encendidos durante varios minutos, porque eso puede ser motivo de falta.
  10. Bajos del coche, parachoques y luna del cristal. Echa un vistazo a estos elementos para confirmar que están bien sujetos y que, en el caso de la luna, no presenta ralladuras o golpes, sobre todo en el lado del conductor, porque pueden dificultar tu visibilidad al volante.

Y, sobre todo, el día de la ITV, no olvides llevar contigo toda la documentación del vehículo.

 

¿Qué ocurre si el resultado es una ITV desfavorable?

En España, las ITV detectan, cada año, varios millones de defectos leves en las revisiones de los coches. Estos defectos, que por lo general afectan a la carrocería o al alumbrado, no suelen ser motivo de que la ITV resulte desfavorable.

Sin embargo, si la ITV detecta algún fallo grave en el coche, el propietario debe entregar la documentación del coche hasta que estos defectos son reparados, abonando el consiguiente coste.

En caso de fallos graves, tendrás dos meses de plazo para acudir a la segunda revisión del coche con los daños reparados. Esta segunda revisión tiene que llevarse a cabo en el mismo taller donde detectaron el fallo. Si se superara el plazo establecido, la ITV comunicaría a la DGT que el coche no es apto para circular, y se daría de baja.

 

¿Dónde puedo pasar la ITV y qué precio tiene?

Hoy en día, existen un gran número de estaciones en toda España, en las que puedes pasar la ITV de tu coche. No hay ninguna normativa que te obligue a pasar la ITV en tu lugar de residencia o allá donde pagas el impuesto de circulación. Así que puedes elegir y reservar cita en el que mejor te vaya, en función de dónde te encuentres en ese momento.

Además, la disponibilidad y el precio puede variar de unas ciudades a otras, así que es bueno tener en cuenta también esos aspectos a la hora de elegir.

Cuánto vale pasar la ITV:

El precio de la ITV puede oscilar entre los 40 o 50 euros para un turismo, en función de la estación ITV elegida. Algo inferior será el importe si la ITV es para tu ciclomotor.

 

Desde Allianz Direct, esperamos que estos consejos te funcionen y que tu próxima ITV la pases sin problemas. 

Tu coche, asegurado con Allianz Direct

Queremos que tu coche esté siempre en perfectas condiciones. Calcula tu presupuesto para que esté bien asegurado con nosotros.

Calcula tu seguro
Mujer leyendo