seguro a todo riesgo

Cuidados del coche: consejos para todo el año

Con un cuidado adecuado, puedes proteger tu coche de daños y desgaste

Debes cuidar y limpiar adecuadamente tu coche durante todo el año. En este artículo, encontrarás cuál es la mejor manera de proceder y a qué debes prestarle especial atención.

Contenido:

  • Cuidado general de tu coche
  • Cuidados del coche en invierno
  • Cuidados del coche en primavera
  • Cuidados del coche en verano
  • Cuidados del coche en otoño

Cuidado general de tu coche

Tu coche va a estar bien protegido con nosotros. Pero para que funcione correctamente, debes cuidarlo con regularidad. De lo contrario, la suciedad, los residuos de sal o la humedad pueden dañarlo y reducir su valor. Además, el mantenimiento regular también es importante para tu seguridad y la de los tuyos.

¿Qué debo tener en cuenta para el cuidado de mi coche?

El cuidado del coche incluye la limpieza externa periódica de tu vehículo. Esto quiere decir:

  • Lavado exterior
  • Cuidado del sello de pintura y abrillantador
  • Limpieza de lunas, ruedas y llantas
  • Protección de bajos

El interior también debe cuidarse con regularidad para evitar el desgaste.

¿A qué tengo que prestarle atención?

En primer lugar, al lugar que eliges para la limpieza. Actualmente, está prohibido lavar coches en la vía pública, siendo la multa de hasta 3.000 euros. No obstante, sí se permite lavar el coche en una propiedad privada, si las aguas residuales no fluyen hacia el sistema de alcantarillado o aguas abiertas.

Sin duda, lo mejor que puedes hacer es acudir a un lugar especialmente habilitado para esta actividad. Si prefieres limpiar y mantener tu coche por ti mismo, te recomendamos que prestes atención a los siguientes puntos:

  • Limpia la pintura cuidadosamente con un lavado a presión y aplica después jabón especial para coches y agua tibia.
  • Antes de usar un limpiador de llantas especial, limpia las llantas con un limpiador de alta presión.
  • Limpia regularmente las piezas de goma, como las juntas de las puertas, con un limpiador de silicona u otros productos adecuados. Esto los mantendrá flexibles por más tiempo.
  • Para las ventanas, un limpiacristales y un paño de microfibras suelen ser suficiente para acabar con la suciedad ligera.
  • Debes aspirar el interior a fondo. Después, puedes limpiar los accesorios y los asientos con un limpiador de interiores. Te recomendamos no usar demasiada agua para evitar daños accidentales a los componentes electrónicos.
  • La cera para automóviles está compuesta por aceites. Esto hace que el agua de lluvia y la suciedad no se adhieran al coche. Por otro lado, pulir el coche con demasiada frecuencia dañará la pintura, así que es mejor no pulirlo muy a menudo.

Cuidados del coche en invierno 

A finales de octubre, es conveniente comenzar a preparar el coche para el invierno. No solo porque los agentes externos, como la sal de la carretera, la nieve y la humedad, pueden ser dañinos para tu coche; sino también por una cuestión de seguridad. Muchos accidentes de tráfico ocurren en condiciones de climatología adversa.

¿Cómo preparo mi coche para el invierno?

  • Comprobación integral: Es recomendable comprobar el estado de la batería en el taller antes del inicio del invierno. Esto es especialmente importante para las baterías que han estado en funcionamiento durante más de tres años. Al mismo tiempo, debes tener a punto el sistema de frenos, la iluminación, el nivel de anticongelante en el radiador, el aceite del motor y revisar el estado de la parte inferior del automóvil.
  • Anticongelante: el anticongelante es un elemento esencial durante el invierno. Un buen consejo para cuando estés preparando tu coche para esta estación es llenar el sistema de lavado de parabrisas con anticongelante y luego activar la función de limpiaparabrisas y rociador. De esta forma, el anticongelante se distribuye bien en las líneas. También es importante comprobar si las escobillas del limpiaparabrisas funcionan correctamente.
  • Cambio de ruedas: Si vives en zonas en las que el hielo o la nieve son frecuentes en la carretera, es importante cambiar las ruedas de tu coche antes de que el frío sea extremo y las condiciones de conducción empeoren, además de llevar las cadenas siempre contigo. Sin los neumáticos adecuados, arriesgas tu seguridad. 

¿Con qué frecuencia tengo que limpiar mi coche en invierno?

Depende de dos cosas: la frecuencia con la que conduces y la frecuencia con la que tu coche está expuesto al mal tiempo. 

Se aconseja lo siguiente: Si eres un conductor habitual y tu coche está regularmente expuesto a la lluvia o la nieve, te recomendamos pasar por el túnel de lavado una vez a la semana. Si no coges el coche con frecuencia, puedes especiar su limpieza, según lo consideres necesario.

¿Cómo cuido adecuadamente mi coche en invierno?

  • Lavado rápido en el túnel de lavado: un lavado rápido regular es suficiente, incluso en invierno. También es más ecológico y más económico que los programas de lavado integrales. Después del lavado, es recomendable secar las áreas húmedas con un paño. De lo contrario, las puertas y cerraduras podrían congelarse a temperaturas bajo cero.
  • Pulido y recubrimiento de cera: después de una limpieza a fondo, es recomendable tratar el exterior del coche con pulimento y recubrimiento de cera. La cera forma una capa de grasa que protege la pintura de la sal y la humedad a base de agua.
Pareja subiendo al coche
Si te dispones a viajar en invierno, prepara tu coche para ello.

¿Qué más tengo que tener en cuenta a la hora de cuidar el coche en invierno?

  • Usa la batería del coche correctamente: para evitar averías, debes usar la batería del vehículo con moderación. Esto significa que solo debes usar la calefacción y los calentadores de asientos durante el tiempo que sea necesario. No enciendas y apagues las distintas funciones de calefacción con demasiada frecuencia, porque son acciones que consumen bastante energía.
  • Mide el anticongelante: comprueba el anticongelante del refrigerante y del sistema limpiaparabrisas. 
  • Comprueba la iluminación: el correcto funcionamiento de la iluminación del vehículo es especialmente importante en invierno. Comprueba que las luces delanteras y traseras funcionan con una intensidad adecuada. Y, si hiciera falta, limpia el recubrimiento en caso de notar cierta opacidad.
  • Comprueba el filtro de la cabina: el filtro de aire de la cabina puede obstruirse con el barro y las hojas. Esto provoca que las ventanas se empañen más rápido. Por eso deberías cambiar el filtro con regularidad en el taller.
  • Ventila con regularidad: la nieve y la lluvia pueden generar humedad rápidamente en el interior del vehículo. Por lo tanto, además de ventilar con regularidad, también deberías intentar entrar al coche sin restos de nieve o barro en los zapatos.
  • Revisa que las puertas cierren correctamente: trata los sellos de goma de las puertas con grasa, glicerina o silicona para mantenerlos en buenas condiciones. Esto evita que se rompan por efecto de la escarcha.

Cuidados del coche en primavera

En primavera, las temperaturas suelen ser más suaves y, por tanto, los cuidados del coche algo diferentes. A continuación, te explicamos a qué debes prestar atención durante esta estación.

¿Cómo preparo mi coche para la primavera?

  • Comprueba el compartimento del motor: Revísalo cuidadosamente, ya que la contaminación en el compartimento del motor por sal, depósitos de aceite y hojas o polen no siempre se puede reconocer de inmediato.
  • Revisa los limpiaparabrisas: la escarcha puede obstruir las gomas del limpiaparabrisas y estropearlas. Para tener buena visión, vale la pena revisar las escobillas del limpiaparabrisas y reemplazarlas con regularidad. Verifica que en el depósito del líquido limpiaparabrisas haya siempre suficiente producto.

¿Cómo cuido mi coche en primavera?

Una vez pasado el invierno, es recomendable un programa de lavado más profundo para el coche, con el fin de eliminar definitivamente los residuos de sal, el hollín y las partículas de suciedad que puedan quedar.

Eso sí, antes del programa de lavado, es importante eliminar el polvo y el polen con una esponja y mucha agua. De lo contrario, existe el riesgo de que las partículas terminen rayando el coche. 

¿Qué debo tener en cuenta al cambiar neumáticos?

Si las temperaturas diurnas suben permanentemente por encima de los cero grados, es hora de cambiar a los neumáticos de verano. Comprueba la profundidad del perfil antes del montaje. La ley exige al menos 1,6 milímetros. No obstante, por tu seguridad deberías reemplazar los neumáticos con un perfil residual de tres milímetros o más.

rueda
Presta atención a la profundidad correcta de la banda de rodadura de tus neumáticos en primavera.

Cuidados del coche en verano

En verano, el polen, el polvo y las resinas manchan el parabrisas y la pintura. Por eso, es importante preparar bien el coche para esta atención.

¿Cómo preparo mi coche para el verano?

  • Usa un limpiador de parabrisas: es lo que mejor funciona para eliminar la suciedad y los insectos que se quedan en el parabrisas mientras conduces. Los limpiadores más comunes, que utilizamos durante todo el año, suelen ser demasiado débiles para las manchas ocasionadas por los insectos. Por eso, es recomendable que utilices productos de limpieza especiales para el verano para tener, así, siempre una buena visión de la carretera. Los limpiaparabrisas están disponibles en ferreterías, estaciones de servicio y supermercados.
  • Usa parasol: la luz solar intensa puede hacer que la tapicería y los plásticos del interior se desgasten o agrieten. Puedes evitarlo colocando un parasol en el parabrisas cuando estaciones el coche. Además,  gracias a este gesto verás que el coche no se habrá calentado tanto mientras estaba aparcado.
viajar en verano
Si viajas en verano, elimina regularmente el polen y el polvo del coche. Y no olvides el parasol.

¿Cómo cuido mi coche en verano?

  • Preparación para el lavado de tu coche: Antes de iniciar cualquier programa de lavado, debes eliminar el polvo y el polen del coche con una esponja y abundante agua. De lo contrario, existe el riesgo de que la suciedad se agarre al coche y lo raye.
  • Elimina la savia de árbol: La savia de los árboles no es soluble en agua, es decir, en caso de lluvia, esta no hará que se limpie automáticamente.  Lo que tienes que tener en cuenta con las manchas de resina es que siempre es mejor limpiarlas lo antes posible y no dejar que se sequen, porque cuanto más tiempo permanezcan las manchas a la pintura, más difícil será eliminarlas. Para las manchas leves, la resina se puede diluir en agua tibia y para después secarla con cuidado con un paño suave. La presión excesiva puede dañar la pintura del coche, por eso, si tienes manchas de resina secas, puedes usar un anticongelante para cerraduras de puertas, aceite para bebés o de cocina.
  • Elimina los olores del coche: Si quieres eliminar los malos olores de tu coche, debes ventilar y limpiar regularmente el interior del vehículo para que los olores no se impregnen. Si no consigues eliminar los olores desagradables, te recomendamos que coloques un recipiente con granos de café en el coche durante la noche. El café neutraliza los olores ligeros. Si el café no ayuda, debes revisar el filtro del polen y el aire acondicionado, porque los olores persistentes pueden ser causados ​​por filtros obstruidos o evaporadores sucios. 

¿Qué más tengo que tener en cuenta a la hora de cuidar el coche en verano?

  • Realiza una revisión de los neumáticos: los líquidos y el aire se expanden con el calor. La presión de los neumáticos aumenta en verano. Para evitar pinchazos, debes controlar la presión, al menos una vez al mes, cuando la temperatura es alta. Es más que recomendable realizar una revisión de los neumáticos antes de los viajes largos en vacaciones. La presión correcta de los neumáticos la especifica el fabricante y se indica en los documentos del vehículo.
  • Presta atención al nivel de combustible: el combustible también se expande e incluso puede dañar el tanque. Nunca llenes el tanque al máximo cuando haya altas temperaturas.
  • Desinfecta el aire acondicionado: en verano, usamos más el aire acondicionado, por lo que también debemos asegurarnos de que no propague ningún tipo de gérmenes en forma de hongos o bacterias en el coche.

 

Cuidados del coche en otoño

En otoño, la lluvia y las hojas en particular pueden hacer que las carreteras se vuelvan resbaladizas y que la suciedad acabe sobre tu automóvil. Al cuidar tuvehículo en otoño, debe prestar especial atención a estos puntos:

¿Cómo preparo mi coche para el otoño?

  • Revisa las luces: muchos vehículos circulan con una iluminación inadecuada y, por lo tanto, ponen en peligro la seguridad vial. 
  • Comprueba la batería: cuando bajan las temperaturas, la batería del coche tiene que funcionar mejor. Si tienes una batería que tiene más de dos años, es imprescindible una revisión en el taller porque con bajas temperaturas es muy común que la batería falle y el coche no arranque. 
  • Verifica el nivel del líquido de frenos: especialmente cuando la carretera está resbaladiza y húmeda, debes asegurarte de que haya suficiente líquido de frenos en el coche.
  • Asegúrate de tener suficiente líquido limpiaparabrisas: llena el recipiente completamente, sin dudarlo. Es recomendable usar una mezcla de mitad agua y mitad limpiacristales. Además, asegúrate de agregar anticongelante al agua. Por lo general, puedes encontrar la cantidad exacta de anticongelante en la etiqueta.

¿Cómo cuido mi coche en otoño?

  • Quita las hojas que caigan sobre el coche: evita que las hojas entren por las aberturas del sistema de ventilación retirándolas con regularidad. De lo contrario, pueden generar un olor desagradable.
  • Evita la condensación: debido a la humedad del otoño, los cristales de las ventanas se empañan más rápidamente. El aire frío tiene menos capacidad de almacenar la humedad, por eso se acumula en los cristales, especialmente por la noche. Usa un paño seco que absorba la humedad para limpiar el interior del parabrisas. También puedes colocar hojas de periódico que absorban la humedad del aire. Alternativamente, puedes encender el aire acondicionado: así es como la humedad entra en la secadora del aire acondicionado y se drena. El empañamiento de los cristales de las ventanas también puede deberse a sellos dañados en la ventana trasera o en el techo solar. Es mejor hacer que los revisen en el taller y los reemplacen si es necesario.

¿Qué más tengo que tener en cuenta a la hora de cuidar el coche en otoño?

  • Cambio de neumáticos de invierno: el otoño es la estación ideal para cambiar a los neumáticos de invierno. Aunque no hay una fecha prescrita para el cambio de neumáticos, existe el riesgo de condiciones invernales de las carreteras a partir de noviembre. Se aplican las mismas disposiciones para la profundidad de la banda de rodadura que para los neumáticos de verano (al menos 1,6 milímetros).
  • Evita estacionarte debajo de los árboles: en otoño, las hojas, e incluso ramas enteras caen de los árboles debido a tormentas y lluvias. Para proteger tu coche de la suciedad, obstrucciones o daños en las láminas de metal, te recomendamos que evites estacionarse debajo de los árboles. Porque, si no tienes un seguro a todo riesgo o todo riesgo con franquicia, tienes que pagar tú mismo los daños causados ​​por tormentas y vientos.

 

¡Te deseamos un buen viaje en cualquier estación del año! 

Calcular el seguro de tu coche

Nos preocupamos por tu coche. Calcula el presupuesto para terminar de cuidar tu coche

Calcula tu seguro
Man met koffer