viajar con perros

Viajar en coche con tu perro: cómo hacerlo

Si deseas transportar a tu perro de forma segura en tu coche, atento a estos consejos.

¿Te dispones a emprender un viaje con tu mascota? No importa si lo llevas en el maletero o en el asiento trasero del coche. Te explicamos cómo acostumbrar a tu perro a viajar en coche y cómo sujetarlo adecuadamente para que viaje seguro.

Según datos de ANFAAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía), actualmente, en más del 40% de los hogares españoles hay un animal doméstico. Concretamente, en España hay más de 28 millones de mascotas, de las cuales casi 7 millones son perros. ¿Es uno el tuyo? Entonces, esto te interesa.

 

Contenido:

  1. ¿Cómo acostumbro a mi perro a ir en coche?
  2. ¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de viajar en coche con un perro?
  3. ¿Dónde puedo transportar a mi perro de forma segura en el coche?
  4. ¿Puedo dejar a mi perro solo en el coche?
  5. ¿Qué sucede si no mantengo a mi perro seguro mientras conduzco?
  6. ¿Cómo me comporto en caso de accidente?

 

¿Cómo acostumbro a mi perro a ir en coche?

Empecemos por el principio. ¿Cómo puedes acostumbrar a tu perro a aguantar un viaje en coche correctamente? Una buena preparación siempre vale la pena.

 

Preparación

Lo primero a tener en cuenta es que tu mascota siempre debe viajar en el mismo lugar del vehículo. Esto hará que viajar en coche se convierta en una rutina diaria para él. Si empiezas a notar que tu perro lo pasa mal por viajar en el asiento trasero, prueba con otra opción.

Familiariza a tu perro con el vehículo antes del primer viaje en coche. Muéstrale cuál va a ser su lugar y anímalo a entrar. También puedes ayudar a tu perro, levantándolo cuidadosamente. Si notas que no quiere acceder al automóvil, ¿qué tal si lo animas con una golosina?

Una vez que tu perro esté en el coche, dale tiempo para que se acostumbre al nuevo entorno. Deja que olfatee y recompénsale con caricias cuando se comporte bien y con calma. Si notas que tu amigo peludo se está poniendo nervioso, habla en voz baja y con tranquilidad. De primeras, no recomendamos obligar al perro a permanecer en el coche. Si quiere salir, permíteselo y comienza de nuevo el proceso.

Cuando tu perro haya dominado la situación, puedes encender el motor, así se acostumbrará al ruido. Si se comporta adecuadamente, acarícialo o recompénsalo con un regalo. Si todo va bien, es momento de empezar el viaje. 

Perro
Disfruta viajando con tu perro

El primer paseo en coche

Para el primer viaje en automóvil, lo más recomendable es llevar a otra persona contigo, que esté pendiente de tu mascota. Además, intenta evitar las distancias largas y asegúrate de que tu perro se siente o se acueste bien, correctamente asegurado en su lugar.

Si notas que se pone nervioso, vuelve a recurrir a un tono bajo y tranquilo. Utiliza términos conocidos para él, como "sentarse" o "tumbarse". Y si comienza a ladrar o gritar, debes decirle con las señales aprendidas que no siga con eso. Sé consistente, pero mantén la calma.

Si notas que tu mascota entra en pánico y no puede calmarse, te recomendamos detener el viaje en coche y hacer un nuevo intento otro día, comenzando desde el principio.

A tener en cuenta: Los animales aprenden principalmente a través de la repetición. La mayoría de los perros necesitan de tres a diez paseos para acostumbrarse a ir en coche. Así que no olvides que también tienes que mostrarle a tu perro, varias veces, cómo entrar y salir del vehículo.

 

Y ahora, el momento de la verdad, ¿qué debo tener en cuenta a la hora de viajar en coche con un perro?

Si quieres viajar con tu perro y, especialmente, si tienes por delante un largo trayecto en coche, presta atención a los siguientes puntos:

  • Paciencia: Haz que tu mascota se acostumbre poco a poco al coche. Ayúdale a que se familiarice con el vehículo antes de partir y haz un viaje corto con él antes de realizar largas distancias.
  • Alimentación: No des comida a tu mascota durante el viaje. Hazlo, al menos, dos horas antes de salir. Si tu amigo de cuatro patas se pone nervioso, la comida puede hacerle vomitar. Eso sí, no hay nada de malo en darle un par de golosinas como recompensa a su buen comportamiento.
  • Manta y juguetes: Tu perro estará mucho menos nervioso si viaja con cosas que le resulten familiares. Así que, antes de salir, no olvides coger su manta y sus juguetes favoritos.
  • Descansos: Si te dispones a hacer un viaje largo, planifica paradas cada hora y media aproximadamente. Aprovecha esas paradas para ofrecer a tu mascota algo de agua y para que haga un poco de ejercicio. Esto ayudará a reducir su estrés.
  • Temperatura: Presta atención a la temperatura del vehículo y enciende el aire acondicionado durante los meses de más calor. Así evitarás posibles golpes de calor.

Y si vas a viajar con tu mascota por la Unión Europea, no importa si es un perro, un gato o un hurón, no debes olvidar su pasaporte de mascota. Este pasaporte es fundamental para demostrar que tu mascota está vacunada contra la rabia. La tarjeta generalmente es emitida por el veterinario. Tu amigo de cuatro patas también debe tener un chip o un tatuaje con un número, para que esté claramente identificado.

 

¿Dónde puedo transportar a mi perro de forma segura en el coche?

Lo más importante a la hora de elegir dónde va a viajar tu mascota es tener en cuenta que el animal no debe poder moverse libremente en el automóvil y distraer al conductor. Además, tu mascota peluda debe estar asegurada de tal manera que no pueda salir disparada en caso de colisión.

En el asiento trasero

En el asiento trasero de tu automóvil, solo debes transportar a tu perro si tienes un arnés de pecho especialmente diseñado para el transporte seguro de perros. Bajo ninguna circunstancia debes atar a tu perro con el collar. Esto puede provocar lesiones graves en el cuello o asfixia.

El arnés de pecho debe ser estable y ajustarse perfectamente, sin presionar al animal. Este se fija al cinturón de seguridad o a la hebilla del cinturón del automóvil a través de una pieza intermedia. Ajústalo de tal manera que el perro no pueda saltar desde el asiento trasero del coche, invadiendo la zona delantera.

Precaución: debes saber que los arneses que se usan para caminar generalmente se rompen en un impacto de aproximadamente 50 km / h. Por lo tanto, tu amigo de cuatro patas no estará lo suficientemente asegurado cuando viaje. Hazte con un arnés especial para coche.

Correa de seguridad para perro
Correa especial de seguridad para perros

Silla de coche especial para perros

Si tienes un perro pequeño, puedes transportarlo utilizando una silla de coche especial para mascotas, que puede sujetarse, de manera sencilla, al asiento del copiloto o en el asiento trasero. Este asiento queda fijado al coche con un sistema sencillo, sujetándolo al cinturón de seguridad del coche. Además, suele disponer de una correa para asegurarlo también al reposacabezas.

No olvides que, en el asiento de seguridad para perros, tu amigo de cuatro patas también debe estar sujeto con una correa de seguridad. Para ello, sueles necesitar un arnés de transporte especial. Una vez más, coloca el arnés de tal manera que tu perro no pueda saltar del asiento o enredarse con él.

Ventaja de este sistema: No necesitas una manta de transporte para proteger tu automóvil del pelo o la suciedad que deja tu animal. Además, una vez en destino, también puedes usar el asiento de coche para perros como cuna de viaje para él.

Asiento
Asiento

En el transportín para perros

El transportín es el medio de transporte más seguro para los perros. Debido a que, cuanto más pequeño y estrecho es el espacio, mejor protegido está el animal en el coche. Además, la mayoría de nuestros amigos peludos enseguida se sienten cómodos allí. El transportín da a nuestro animal la sensación de una cueva segura en la que está protegido.

Si optas por este elemento para transportar a tu mascota, debes prestar atención a dónde colocas la caja dentro de tu automóvil. Los de tamaño más grande deben fijarse en el maletero. Los más pequeños, sin embargo, se pueden colocar en el espacio para los pies detrás del asiento delantero. En cualquier cosa, nunca debes colocar el transportín en el asiento trasero de tu vehículo.

Si deseas fijar el transportín en el maletero de tu automóvil, intenta colocarlo cerca del asiento trasero. Debes estar posicionado de tal manera que no pueda deslizarse cuando el maletero está cerrado. Si es posible, coloca la caja transversalmente a la dirección de la marcha. Esta posición ejercerá una menor presión sobre el animal en caso de accidente.

Además, si el transportín está hecho de aluminio, es frecuente que éste deba sujetarse adicionalmente con una correa de tensión. Tales cajas de transporte tienen anillos especiales en los lados. En el maletero de un vehículo, también hay los llamados ojos de latigazo para asegurar una carga. Utilízalos para asegurar el transportín de tu mascota.

Una parrilla divisoria entre el vehículo y el maletero también garantiza una mayor seguridad, para que tu perro no salga disparado hacia adelante en caso de accidente o frenado de emergencia.

¿Y si tienes un gato?: El transportín es, también, la mejor forma de transportar a tu gato. El tamaño de esta caja es perfecto para colocarla detrás del asiento del conductor y que tu pequeño compañero viaje seguro.

transportín para perro
Transportín para perros

¿Puedo dejar a mi perro solo en el coche?

Nunca deberías dejar a tu perro solo en el automóvil, y menos en pleno verano. Dejándolo solo, pones en peligro la vida del animal y violas la Ley de Bienestar Animal, pudiendo recaer sobre ti una multa o incluso prisión, si le pasa algo al animal.

 

Qué hacer en caso de emergencia: Si te encuentras con un animal encerrado en un vehículo, lo primero que debes hacer es intentar localizar al conductor. Si no lo consigues, te recomendamos informar a la policía o a los bomberos.

Si el caso es tan crítico que la policía o los bomberos no llegarían a tiempo, puedes proceder a liberar al perro tú mismo. Pero si tiene que romper la ventana del coche durante el rescate, recuerda documentar esto con fotos. Y, si es posible, también deberías buscar algún testigo.

 

¿Qué sucede si no mantengo a mi perro seguro mientras conduzco?

No existen regulaciones especiales para el transporte de animales. En la ley de tráfico, una mascota se considera una carga que debe ser asegurada. De lo contrario, el seguro a todo riesgo puede rechazar el pago en caso de accidente.

 

¿Cuándo se debe pagar una multa?

Si no aseguras adecuadamente a tu perro en el coche, puede recaer sobre ti una multa de hasta 500 euros. Esto también es aplicable si el perro se sale del automóvil.

Las sanciones oscilan entre los 80-100 euros, si tu perro no va correctamente sujeto, a los 200 o 500 euros, en los casos en los que el animal haya invadido el espacio del conductor o viaje suelto o en tu regazo. En este último caso, se considera una infracción muy grave, lo que implica la retirada de puntos del carnet de conducir.

En cualquier caso, nunca debes olvidar que la importancia de llevar a tu perro bien sujeto en el coche, no es tanto por la multa, sino por su seguridad, la tuya y la del resto de ocupantes del vehículo.

 

¿Y cuándo no te cubre el seguro?

Si no has asegurado correctamente a tu perro y ocurre un accidente, debes saber que esto se considera negligencia grave. Por tanto, el seguro a todo riesgo no cubrirá el daño, o solo lo cubrirá en una parte.

Perro en el coche
Cuando viajes con tu perro, asegúrate de que no vaya suelta en el coche

¡La seguridad es lo primero!

Si deseas transportar a tu perro en el coche, sigue siempre el principio: ¡La seguridad es lo primero! Tanto si decides llevar a tu perro asegurado con una correa, en un asiento especial o en transportín, asegúrate de que tu mascota conozca su lugar en el automóvil y esté bien atado. Además, debes comenzar a entrenar lo antes posible y acostumbrar a tu perro a ir en coche, paso a paso, poco a poco. Y, por supuesto, ¡nunca debes dejar a tu perro solo en el coche!

Desde Allianz Direct te deseamos un buen viaje, a ti y los tuyos. 

Calcula el seguro de tu coche

Nos preocupamos por ti y por los que más quieres. Calcula el presupuesto para viajar seguro.

Calcula tu seguro
Mujer y perro